Ciclado de la CPAP

Uno de los aspectos más importantes de la ventilación mecánica son los modos. El modo es el método de apoyo inspiratorio. La elección del modo se basa en el conocimiento clínico y las preferencias institucionales, ya que hay pruebas que demuestran que el modo escogido afecta al resultado clínico. Las formas de ventilación mecánica de volumen controlado utilizadas más frecuente son la ventilación intermitente obligatoria y la ventilación mecánica controlada.

Ciclado de la CPAP

Ciclo

El ciclado es el método de cómo un respirador sabe dar aliento y dejar de darlo. El ciclado es el sistema que rige la forma en que en última instancia, se aplicará un aliento. Los parámetros varían, pero la tasa y otros parámetros similares se fijan casi siempre por el médico junto con el ciclo.

Volumen controlado

Los sistemas de ventilación de volumen controlados se basan en una variable de volumen medido que se establece por el clínico. Cuando se aplica el aplicado el volumen conjunto, el ventilador detecta los ciclos de exhalación. Esto se mide de diversas maneras dependiendo de la marca y modelo.

Presión controlada

El ciclo de presión controlada se basa en una presión positiva aplicada que se establece por el clínico. En los modos controlados por presión, el volumen corriente es variable, ya que el ventilador está utilizando solamente la presión como medida para el ciclado. La mayoría de los ventiladores calculan la presión en el circuito espiratorio aunque hay algun aparato de medición cerca del circuito con una línea de presión proximal.

Espontáneamente controlado

El ciclado espontáneamente controlado es un modo de flujo detectado que depende de un paciente que respira espontáneamente al ciclo. El control de la ventilación es normalmente sólo en referencia a la ventilación espontánea continua, también llamada presión positiva continua en vía aérea (CPAP).

Presión negativa controlada

La ventilación de presión negativa produce una presión negativa alrededor del pecho y el abdomen. La presión se mueve negativamente a través del pecho y el diafragma y hace que el aire se mueva dentro de los pulmones de la manera normal. Cuando deja de ser aplicada la presión negativa, el pecho vuelve a la presión atmosférica y el aire inspirado, se exhala.

Presión positiva continua en las vías respiratorias

La presión positiva continua (CPAP) es un modo de presión positiva no invasiva de ventilación (VPPN). La CPAP es una presión aplicada en el extremo de la exhalación para mantener los alvéolos abiertos y no desinflarlos completamente. Este mecanismo para mantener los alvéolos inflados ayuda a aumentar la presión parcial de oxígeno arterial en sangre, un aumento apropiado de CPAP aumenta la PaO2.

Presión positiva de dos niveles de las vías respiratorias

La presión positiva de dos niveles (BPAP) es una modalidad utilizada durante la ventilación con presión positiva no invasiva (VPPN). Utilizada por primera vez en 1988 por el profesor Benzer en Austria, ofrece una presión preestablecida inspiratoria positiva de la vía aérea (IPAP) y presión positiva espiratoria (EPAP). La BPAP puede ser descrita como un sistema de presión positiva continua con un cambio de ciclado por tiempo del nivel de la CPAP aplicada. La CPAP, la BPAP y otros modos de ventilación no invasivos han demostrado ser herramientas de gestión eficaces para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la insuficiencia respiratoria aguda.

A menudo la BPAP se refiere incorrectamente como "BiPAP". BiPAP® es el nombre de un respirador portátil fabricado por Respironics Corporation; es sólo uno de muchos ventiladores que pueden entregar BPAP.