CPAP nasal

La terapia nasal de presión positiva continua de la vía aérea (CPAP) es un tratamiento no quirúrgico que proporciona un flujo constante de aire a los pulmones a través de la nariz. La CPAP nasal a menudo se prescribe para las personas con apnea obstructiva del sueño, un trastorno del sueño que interrumpe la respiración normal e interrumpe el sueño profundo. También puede ser utilizada para ayudar a los bebés con pulmones subdesarrollados a respirar más fácilmente.

CPAP nasal

¿Quién necesita la CPAP nasal?

Las personas de todas las edades que tienen apnea obstructiva del sueño a menudo son buenos candidatos para el tratamiento con CPAP nasal. La apnea del sueño es una condición crónica que interrumpe el sueño. Se producen frecuentes pausas en la respiración, es decir, se detiene el flujo de aire a los pulmones entre cinco y treinta veces o más por hora. Después de cada pausa, las defensas naturales del cuerpo entran en juego para iniciar la respiración de nuevo, echando a la persona fuera de la fase de sueño profundo.

Normalmente estas pausas en la respiración son provocadas por algunas obstrucciones en la vía aérea. Los músculos de la garganta que se relajan demasiado para permitir la respiración normal pueden bloquear el flujo de aire. Una gran lengua o amígdalas también pueden crear una obstrucción. Una vez que la vía aérea está bloqueada, el individuo puede roncar, ahogarse o jadear. En este punto, el problema tiende a corregirse por sí mismo y se reanuda la respiración, sólo que se vuelven a bloquear de nuevo momentos después.

¿Cuáles son los síntomas de la apnea del sueño?

Los períodos correctivos entre pausas suelen ser tan breves que el individuo no se acuerda de ellos. Es por eso que, en muchos casos, la apnea del sueño no se detecta. Los síntomas, sin embargo, pueden incluir:

  • Ronquidos fuertes (aunque no todos los que roncan tienen apnea del sueño).
  • Jadeos o asfixia durante el sueño.
  • Irritabilidad, depresión, mal humor, o impaciencia durante el día.
  • Dormirse en un instante sin darse cuenta durante el día mientras se está viendo la televisión, leyendo o incluso trabajando.
  • Olvidar las cosas.
  • Tener dolores de cabeza frecuentes o difíciles de tratar.
  • Experimentar sequedad en la boca o dolor de garganta por la mañana.

Aunque la apnea del sueño puede parecer como mucho una irritación, de acuerdo con la Universidad de Stanford, el trastorno puede ser potencialmente mortal. Sin tratamiento, la apnea del sueño puede aumentar el riesgo de ataque al corazón, accidente cerebrovascular, latidos irregulares del corazón, presión arterial alta y enfermedades relacionadas. Afortunadamente, el tratamiento siempre tiene éxito en la reducción de estos riesgos y la restauración del sueño profundo.

¿Qué es un dispositivo CPAP nasal?

Las personas con apnea del sueño leve pueden encontrar alivio a través de cambios de estilo de vida simples, como evitar el alcohol, la pérdida de peso, y el uso de aerosoles nasales o medicamentos para la alergia. Otros pueden tener que recurrir a una cedúla o aparato bucal que ajusta la posición de la mandíbula inferior y la lengua para ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias durante el sueño y así, facilitar la respiración.

Las personas con apnea obstructiva del sueño moderada o severa, sin embargo, a menudo requieren un dispositivo de respiración conocido como máquina de CPAP nasal. Este dispositivo sopla aire por la nariz a través de una máscara nasal, lo que ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias durante el sueño. Una pequeña máquina, llamada compresor de aire, se coloca sobre la mesita de noche y se conecta a un tubo y una máscara que se coloca sobre la nariz. Esta máquina ofrece un flujo constante de aire a través del tubo y máscara, ejerciendo la suficiente presión para evitar que los músculos y los tejidos colapsen y bloqueen las vías respiratorias.

Tu médico o enfermera te ayudarán a elegir la máscara que mejor se ajuste sobre tu nariz y, a continuación, te ajustarán la configuración de la máquina CPAP a la presión requerida para tu condición. Si no notas mejoras después de una semana o así, vuelve a visitar a tu médico, ya que puedes necesitar ajustar la presión presión.

Después de utilizar la máquina con regularidad, la mayoría de los pacientes reportan beneficios dramáticos que incluyen los siguientes:

  • Mejoría del sueño.
  • Menos ansiedad y un mejor estado de ánimo general.
  • Mejora de la concentración y la memoria.
  • Aumento de la productividad.

¿Existen algunas complicaciones potenciales con CPAP nasal?

Aunque la mayoría de la gente se acostumbra a usar la máquina de CPAP con el tiempo, otros experimentan problemas. Estos pueden incluir los siguientes:

  • Secreción nasal, dolor de oído o irritación ocular. Estos pueden ser causados por una máscara que no ajusta bien y pueden corregirse con un mejor ajuste. Un humidificador térmico conectado a la máquina también puede ayudar.
  • Piel irritada o inflamada. Esto también es por lo general el resultado de una máscara que no ajusta bien, o una que es demasiado pesada o mal amortiguada.
  • Sensación claustrofóbica por sentirse encerrado. Los diferentes tipos de máscaras con correas que cubren menos parte de la cara pueden ayudar.
  • Sensaciones incómodas debido al aire forzado. La función de "rampa" en la máquina te permite comenzar con una presión de aire inferior, que puede ayudarte a tolerar mejor esta sensación. Si esto no ayuda, hay otras máquinas (llamadas BiPAP) que ajustan automáticamente la presión mientras estás durmiendo.
  • Sequedad de boca. Si el problema no desaparece después de unas semanas, consulta a tu médico por una CPAP que cubra tanto la nariz como la boca.
  • En la mayoría de los casos, debes trabajar con tu médico para hacer ajustes en tu dispositivo con la finalidad de conseguir una solución para sentirte más cómodo.
CPAP mascarilla nasal

Cpap nasal pediátrico

La apnea del sueño puede afectar a personas de todas las edades. El mácara nasal pediátrica Nonny con arnés se adapta a los pequeños rostros de los niños y adultos. Está disponible en dos paquetes de ajuste, y cada uno incluye dos tamaños de cojín. Es una máscara diseñada pensando en los niños. Se trata de una mascarilla nasal que cubre ambas fosas nasales por completo. Esta máscara nasal está destinada al uso pediátrico debido a su tamaño, es ajustable gracias a los broches del arnés y consta de un tubo corto flexible.

Cpap nasal neonatal

La presión nasal positiva continua en la vía aérea (CPAP) es una forma no invasiva para la asistencia respiratoria que se ha utilizado para apoyar a los niños con enfermedad pulmonar durante casi 40 años. A raíz de los informes en los que se dice que la ventilación mecánica contribuye a la detención del crecimiento pulmonar y promueve el desarrollo de la enfermedad pulmonar crónica, hay un renovado interés en el uso de CPAP como el método predominante para apoyar los recién nacidos.

La investigación en animales y humanos han demostrado que la CPAP es menos perjudicial para los pulmones que la ventilación mecánica. Los principales conceptos que abarcan la protección de pulmón durante la CPAP son la aplicación de la respiración espontánea a una presión de distensión constante y la evitación de intubación y de las inflaciones por presión positiva. Un tema importante para la investigación actual se centra en si los lactantes prematuros deben ser apoyados inicialmente con la CPAP después del parto, o después de que el bebé haya sido extubado después de la administración de surfactante profiláctico.

Los ensayos clínicos han demostrado que la CPAP reduce la necesidad de intubación / ventilación mecánica y administración de surfactante, pero aún no está claro si la CPAP reduce la enfermedad pulmonar crónica y la mortalidad, en comparación con las técnicas de ventilación de protección pulmonar modernas. A pesar de los éxitos, se sabe poco sobre la mejor manera de tratar a los pacientes que usan la CPAP. Tampoco está claro si las diferentes estrategias o dispositivos utilizados para mantener la CPAP, juegan un papel en la mejora de los resultados en los bebés.

La tecnología CPAP nasal ha evolucionado en los últimos 10 años, y la investigación clínica ha evaluado diferencias en los efectos fisiológicos relacionados con estos nuevos dispositivos. En última instancia, las habilidades de los clínicos para percibir los cambios en las condiciones fisiopatológicas de los niños que recibieron CPAP y la calidad de la atención de la vía aérea siempre es probable que sean los factores más influyentes en la determinación de los resultados del paciente.

Precios de la CPAP nasal

Los precios de las máscaras difieren en cuanto a marcas, los materiales utilizados, etc. Normalmente los precios de las máscaras nasales CPAP rondan entre los 30 a los 160 €.