CPAP pediátrico

La presión positiva continua (CPAP) es el suministro de aire con presión positiva para aliviar la obstrucción de la vía aérea superior durante el sueño. Se utiliza para tratar el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) y algunos trastornos de las vías respiratorias.

CPAP pediátrico

El SAOS es una condición médica donde la gente tiene dificultades para respirar durante el sueño, causada por la obstrucción parcial o completa de la vía aérea superior. Los síntomas incluyen ronquidos, pausas o dificultad para respirar, sueño inquieto y cansancio durante el día para respirar. Estos síntomas pueden afectar al resultado de la salud, el bienestar y el día de tu hijo. Esto puede llevar a problemas de aprendizaje y de conducta, así como de complicaciones médicas. Si no se trata durante algún tiempo, aumenta el riesgo de presión arterial alta, enfermedades del corazón y derrame cerebral en la edad adulta.

Beneficios de la CPAP

La CPAP evita la obstrucción de la vía aérea superior y puede:

  • Reducir las interrupciones de sueño.
  • Mejorar la calidad del sueño.
  • Dejar de roncar.
  • Reducir la somnolencia durante el día.
  • Reducir los dolores de cabeza causados por la enfermedad.

¿Cómo funciona la CPAP?

La CPAP da aire regular a tu niño con una presión de ajuste determinada para mantener su vía aérea abierta y evitar la obstrucción de las vías respiratorias. Se le da el aire a tu hijo a través de una máscara conectada a un dispositivo eléctrico llamado un conductor CPAP. La máscara (nasal, facial o puntas en las fosas nasales) se mantiene en su lugar gracias a un pequeño gorro (de cabeza) o correas.

Primeros pasos con la CPAP

Tu hijo deberá ir al hospital para elegir un adaptador de máscara. Una vez que se sienta cómodo con la máscara durante períodos cortos que requerirán una noche de estancia para el seguimiento con la máquina de CPAP. Esto es para comprobar que se está dando la presión correcta para detener la apnea obstructiva del sueño, para asegurar que la máscara se ajusta cómodamente y que tu hijo puede tolerar la CPAP durante la noche.

¿Cuánto tiempo necesitará mi hijo para acostumbrarse a la CPAP?

Esto depende del niño. Muchos padres no están seguros si su hijo va a poder llevar la máscara durante toda la noche, pero nos encontramos con que la mayoría de los niños toleran la CPAP ya que encuentran que les da alivio de sus síntomas con el SAOS. La mayoría de los niños se adaptan muy rápidamente y se ponen la máscara durante toda la noche, mientras que otros pueden necesitar unos cuantos días, semanas o meses.

¿Cuánto tiempo necesitará utilizar la CPAP?

Para obterner un mejor beneficio, la CPAP debe utilizarse durante toda la noche y todas las noches. Sin embargo, sabemos que el niño puede necesitar algún tiempo antes de manejar esto. Si no puede llevar la mascarilla durante toda la noche, debes alentar a tu hijo a usarla durante la mayor parte de la noche como sea posible.

¿Algún día mi hijo podrá dejar este tratamiento?

La CPAP controla el SAOS, pero no lo cura. La decisión de si tu hijo debe continuar o dejar de usar la CPAP es muy individual y puede estar relacionada con la causa del SAOS y si existe cualquier otro tratamiento disponible. Consulta este tema con el médico de tu hijo.

CPAP para niños

Seguimiento

  • Tu hijo tendrá que ser revisado por el equipo de Medicina Respiratoria en intervalos regulares. Las citas deben ser por lo general de cada tres a seis meses, pero puedes ponerte en contacto con el médico en cualquier momento tienes preocupaciones o preguntas sobre el tratamiento de tu hijo.
  • En cada una de estas citas, es importante llevar todo el equipo CPAP (incluyendo la máquina y la máscara) para que puedan comprobar que todavía le queda correctamente a tu hijo correctamente y para realizar un mantenimiento regular.
  • También se va a monitorear el progreso de tu hijo mediante la descarga de la tarjeta SD de la máquina CPAP cada vez que tu hijo vaya para su revisión.
  • Una vez que se ha iniciado el tratamiento con la CPAP, se deberá hacer una polisomnografía nocturna (estudio del sueño) para revisar la presión de CPAP óptima para tu hijo. El estudio del sueño consiste en la monitorización no invasiva utilizando cables conectados a la piel de tu hijo para medir sus patrones de sueño y de respiración.
  • Para aquellos que llevan mucho tiempo utilizando la CPAP, se recomiendan estudios anuales de seguimiento de sueño a medida que el niño crece, para asegurar que la presión de la máquina CPAP sigue siendo correcta.
  • El médico de tu hijo examinará los resultados del estudio del sueño. Si se debe ajustar la presión, deberás solicitar una cita ambulatoria.

Puntos clave para recordar

  • El SAOS es una condición médica que causa dificultades respiratorias durante el sueño.
  • CPAP consiste en dar presión positiva aérea regular desde la máquina a través de una máscara.
  • La terapia con CPAP controla el SAOS, pero no la cura.
  • La máquina CPAP se debe utilizar durante toda la noche y todas las noches para obtener el mayor beneficio.